sábado, 30 de agosto de 2008

Gestión de conocimiento e innovación

30.8.08



Gestión de conocimiento e innovación se han convertido en expresiones a menudo devaluadas por el abuso del empleo en intentar solucionar muchos males de las organizaciones y por la ambigüedad de muchas definiciones que proporcionan los consultores.

Volvamos a las fuentes para preguntarnos si hay relación entre ambas.

La APQC define gestión de conocimiento como una actividad sistemática para integrar personas, procesos, tecnología y saber, que hace posible crear y distribuir información y conocimiento (tácito y explícito) en el momento oportuno y a las personas adecuadas para que el trabajo y las decisiones añadan valor a la organización.


Por otro lado, el Manual de Oslo define innovación como la introducción de un nuevo o significativamente mejorado bien (producto o servicio), de un nuevo proceso, de un nuevo método de comercialización, o de un nuevo método organizativo, en las prácticas internas de la empresa, la organización del lugar de trabajo o las relaciones exteriores.

¿Hay relación entre ambas definiciones?

Las organizaciones innovadores gestionan su conocimiento de forma más eficiente que otras y además ésta es una razón de ser innovadoras.


Durante el proceso de innovación existen algunas buenas prácticas de gestión del conocimiento que actúan como facilitadoras:

Las buenas prácticas de gestión del conocimiento que facilitan la innovación son:

  • Capturar y distribuir la voz del cliente/ mercado/ empleado: a)Identificar necesidades de clientes; b)conectar expertos en conocimiento con clientes; c) Identificar ideas de empleados: permitir tiempo para explorar nuevas ideas (¡3M permite un 15% de la jornada laboral!)
  • Capturar y formalizar el conocimiento tácito de los que se retiran
  • Localización de expertos: a)Identificar y gestionar competencias de empleados; b)Participar en comunidades de práctica interna y externa, networking
  • Formar a equipos de innovación para articular el conocimiento
  • Acceso a la información y el conocimiento: a)Disponer de biblioteca de conocimiento; b)Identificar expertos, mapas de conocimiento
  • Distribución de lecciones aprendidas

Como resumen, la gestión del conocimiento conduce a una gestión de la innovación eficiente: las buenas prácticas de la primera reducen el riesgo, el coste y el tiempo para innovar.











Escrito por

Dirijo la Unidad Social Business y CRM de Ibermática y soy profesor de Universidad. Me interesan los siguientes topics: innovación, gestión de personas, social business y social CRM.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios deben circunscribirse a las áreas temáticas del blog y mantener las normas elementales de cortesía y del sentido común

 

© 2013 Juan Liedo. All rights resevered. Designed by Templateism

Back To Top