sábado, 26 de marzo de 2011

La felicidad como meta en la organización

26.3.11

Leo en el Economist de esta semana que el Gobierno de China empieza a contemplar en sus planes de actuación métricas de felicidad de la población, más allá de los objetivos económicos clásicos.Mi admirado compañero en Ibermática, Josu Intxaurraga lideró el año pasado una encuesta en nuestra Unidad para medir la felicidad e intentar orientar las actuaciones de gestión hacia esa meta, dentro del margen de maniobra que teníamos. Recuerdo que en 2009 una alumna brillante de la EUCCB de Bilbao, Leticia González, me entregó un trabajo sobre el libro El Gerente de sueños (Mathew Kelly) que va en la misma línea: procurar la felicidad de los empleados para ser más competitivos.



Y por último, uno de los mejores libros de management de los últimos años, Employees First Customers Second, de Vineet Nayar, confirma que orientarse de manera radical hacia los empleados produce resultados extraordinarios. A estos casos se unen los históricos business cases documentados por escuelas norteamericanas sobre Southwest, SAS e Infosys.

¿Por qué es tan difícil de entender que medir-mejorar-medir... la felicidad  de los empleados nos conduce hacia el éxito con otros grupos de interés? (además hay que emprender otras políticas claro).

La felicidad empezará a estar de moda en las actuaciones de Gobiernos y organizaciones, súbase al carro.En el fondo estamos aquí para hacer felices a los demás, que es la única manera de ser felices nosotros mismos. ¿O no?

Escrito por

Dirijo la Unidad Social Business y CRM de Ibermática y soy profesor de Universidad. Me interesan los siguientes topics: innovación, gestión de personas, social business y social CRM.

2 comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios deben circunscribirse a las áreas temáticas del blog y mantener las normas elementales de cortesía y del sentido común

 

© 2013 Juan Liedo. All rights resevered. Designed by Templateism

Back To Top