jueves, 23 de junio de 2011

Cuando el empleado no tiene talento

23.6.11

Ayer me preguntaba un cliente: ¿qué hay que hacer cuándo un empleado tiene una visión de su talento que no coincide con la de su superior o incluso con la de la gente que le rodea? Digamos que tiene una visión deformada de sí mismo, cree que tiene más talento del que se le reconoce.¿Y si eso le genera una frustración tan grande que empieza a rendir menos y a socializar su malestar? ¿Qué crees que debo hacer?


Le contesté que también me encuentro a veces con situaciones parecidas y que es una cuestión delicada, a menudo intentamos endulzar el feed back que ponga a esta persona en su sitio. Y a menudo nos faltan argumentos objetivos para darlo, nos tenemos que agarrar a percepciones compartidas por otros compañeros. Este tipo de personas me generan desconfianza.


Hay que ponerlas delante del espejo, rápido, y si podemos tener una evaluación de sus colaboradores, magnífico. Y decirle donde debe mejorar, con compasión. Y si la persona sigue sin reconocer su foto, mi opinión es que debe abandonar el barco.


Seguro que alguno de nosotros nos hemos sentido así en algún momento. ¿Cómo creéis que hay que actuar con este tipo de empleados?

Escrito por

Dirijo la Unidad Social Business y CRM de Ibermática y soy profesor de Universidad. Me interesan los siguientes topics: innovación, gestión de personas, social business y social CRM.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios deben circunscribirse a las áreas temáticas del blog y mantener las normas elementales de cortesía y del sentido común

 

© 2013 Juan Liedo. All rights resevered. Designed by Templateism

Back To Top