viernes, 27 de septiembre de 2013

La enzima prodigiosa de social business

27.9.13

Seguro que ha oído hablar del bestseller del Dr. Hiromi Shinya, La Enzima Prodigiosa. Para este reputado médico japonés, la salud de las personas depende en gran medida de lo bien que mantengan las enzimas de su cuerpo. Las enzimas son proteínas catalizadoras que forman parte de las actividades necesarias para mantener la vida.

En el ecosistema social business de cualquier organización también existen enzimas prodigiosas que mantienen la salud social. Este bienestar comunitario aumenta consistentemente la capacidad competitiva de la organización. ¿Cuáles son esas enzimas?

Creo que básicamente son tres:

  1. El alineamiento de los objetivos sociales con la estrategia de la organización
  2. La gestión de la participación
  3. La gestión de la tecnología

Para mantener estas enzimas es necesario desplegar ciertos hábitos saludables.

Las tres enzimas prodigiosas de social business




















Alineamento de los objetivos social business con la estrategia de negocio. Se trata de identificar las oportunidades de aplicación de social business en la organización, priorizarlas en función de la estrategia , asignar indicadores de resultados, identificar líderes de la iniciativa que definan la visión del proyecto y, en su caso, evangelizarles, asignar equipo y recursos, y definir las misiones de cada iniciativa social.

A menudo surgen iniciativas  sociales cuyos objetivos y beneficios no están claros en el origen o que no son aptos para la colaboración de masas.

Social business tiene una gran capacidad de impacto a corto plazo en la aplicación a procesos de negocio que requieran una intensa colaboración y comunicación entre participantes.

Gestionar la participación. Conseguir participación y mantenerla para obtener resultados de negocio es uno de los retos más importantes de social business. Fomentar la participación requiere aplicar tácticas comunitarias, diseñar y desplegar estrategias de contenidos y comunicación, gestionar compromisos, prestar soporte y guías de actuación, formar en competencias 2.0, medir y reajustar, reconocer a los contribuyentes, vincular a expertos, líderes de negocio y a personas con elevado perfil social y capacidad de networking.

La participación se apoya en otros valores 2.0 como la transparencia, la apertura y la colaboración. La disposición de un equipo con capacidades y pasión por el mundo social media para ejercer labores de community manager, content curator y leader community es fundamental.


Gestionar la tecnología. El despliegue de tecnología social business no es un asunto complicado. Lo complicado, a menudo, es saber cómo obtener valor con su uso. A los CIOs y CDOs les preocupa que la capacidad funcional de las soluciones se adapte a las necesidades, el acceso móvil, la seguridad, la integración con otras soluciones corporativas para que no quede aislada, la posibilidad de explotación en modo servicio (cloud), la experiencia de uso y cómo institucionalizar su uso.

A menudo muchos proyectos social business nacen con una visión exclusivamente tecnológica, liderados por los departamentos de sistemas con débiles o inexistentes planteamientos estratégicos. La mayoría de estos proyectos fracasan.

Y ahora querido lector ¿está de acuerdo con este enfoque?
---------------------------

Le puede interesar también

este webinar sobre 10 tácticas para mejorar la participación en su comunidad online (24.09.2013)
Presentación  Los tres pilares para el éxito en social business



Escrito por

Dirijo la Unidad Social Business y CRM de Ibermática y soy profesor de Universidad. Me interesan los siguientes topics: innovación, gestión de personas, social business y social CRM.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios deben circunscribirse a las áreas temáticas del blog y mantener las normas elementales de cortesía y del sentido común

 

© 2013 Juan Liedo. All rights resevered. Designed by Templateism

Back To Top