sábado, 7 de febrero de 2015

Cinco razones para una estrategia social business enterprise

7.2.15



¿Aún no tiene una estrategia social business enterprise? ¿Tiene la tecnología pero no obtiene resultados?


Entonces este post le interesa. Encuentro cinco razones por las que quizá su organización necesite desplegar una estrategia social business enterprise.


1. A su empresa le importan los clientes. Estamos en la Era del Cliente Digital. Social business forma parte de una estrategia digital para mejorar la experiencia con la marca. Esto es más que abrir canales en redes sociales. Estamos hablando de brand communities para prestar mejor soporte a los clientes, para que consuman contenidos de forma segmentada, puedan recomendar y valorar nuestra oferta y ayudarnos a innovar (co-creación). Facebook no es la mejor solución para desplegar brand communities: los datos de clientes le pertenecen, gestiona la experiencia de uso de su plataforma y no permite que podamos segmentar los contenidos, entre otras cosas.


2. Los empleados son su principal activo. En el mundo digital predominan valores como la colaboración, apertura, participación y transparencia. Las redes sociales corporativas mejoran la gestión del conocimiento, la cohesión, aceleran la productividad en la colaboración sobre procesos, proyectos e iniciativas y aumentan la capacidad de innovación corporativa. Si además quiere atraer talento, esta es una cuestión que ayuda a tomar las decisiones de sus candidatos.


3. A su empresa le importa la competencia. La mayoría de las empresas del Fortune 500 ya tiene una estrategia digital y social. En el IBEX 35 quedan pocas que no la tengan. El 73% de los líderes de negocio consideran que social business es importante hoy y el 90% que lo será en los próximos 3 años. No debe quedarse atrás.


4. Cuanto más tarde en desplegarla, más riesgo de fracaso. ¿No se ha fijado que algunos de sus empleados tienen entornos de colaboración en redes no oficialmente corporativas? ¿Y que a veces interactúan con los clientes, proveedores o socios en esos mismos entornos? Cuanto más tiempo espere más le costará reconducir todas esas iniciativas hacia un entorno oficialmente corporativo donde pueda monetizar esas conversaciones.


5. Porque está leyendo este post. Seguramente no sabe cómo definir una estrategia de despliegue o lo ha intentado y ha fracasado, pero intuye que el hecho de que sus grupos de interés puedan comunicarse y colaborar mejor impacta en el negocio.


Una estrategia social business comienza con un diagnóstico. En la hoja de ruta básicamente deben estructurarse actividades para alinear la iniciativa social con el negocio, generar y gestionar la vinculación con los grupos de interés y gestionar la tecnología.


Social business es un mundo de oportunidades. Quedarse atrás puede ser un gran error.



Juan Liedo- Social Business Strategist
------------------------------------------------------------------------------------------------
También te puede interesar:

Escrito por

Dirijo la Unidad Social Business y CRM de Ibermática y soy profesor de Universidad. Me interesan los siguientes topics: innovación, gestión de personas, social business y social CRM.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios deben circunscribirse a las áreas temáticas del blog y mantener las normas elementales de cortesía y del sentido común

 

© 2013 Juan Liedo. All rights resevered. Designed by Templateism

Back To Top